evoBolivia inició hoy la industrialización de la hoja de coca para uso medicinal, inicialmente para países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), anunció el presidente Evo Morales.


La planta instalada en el barrio paceño de Villa Fátima procesará 75.000 toneladas de coca por año para producir mates sobre la base de coca y estevia.


La primera factoría estatal de coca funcionará con aporte económico de la Unión Europea, gobernación de La Paz y el ministerio de Desarrollo Rural y Tierras.


El presidente Morales dijo que realiza gestiones ante su colega Rafael Correa para que Ecuador compre el mate elaborado con hoja de coca de la región de los Yungas de La Paz.
Medicinas a base de coca


Morales reiteró hoy que él masca coca por recomendación médica. “Me hace muy bien, y (mucha gente) está combatiendo la diabetes con coca, eso está totalmente demostrado”.


El mandatario recordó que un estudio de la universidad estadounidense de Harvard hecho a mediados de la década noventa destacó los beneficios médicos de la hoja de la coca.


“En vez de mascar deben comer coca recomendaba ese informe (.) si Estados Unidos compraba coca, cómo nosotros no podemos exportar coca”, agregó. El gobernador de La Paz, César Cocarico, informó de que la fábrica de Villa Fátima ya produce mates de coca y estevia, conocida como la planta de los diabéticos.


Una segunda fábrica producirá jarabes y mates de coca y varias plantas medicinales que existen en distintas regiones del departamento boliviano de La Paz. La coca es materia prima de la cocaína pero su consumo en estado natural para fines medicinales, rituales y tradicionales, como el masticado, está permitido en Bolivia.


El gobierno aún no tiene cifras oficiales de la cantidad de gente que mastica coca ni de los ciudadanos que la utilizan con fines medicinales. La Unión Europea financió un estudio, cuyos resultados aún no han sido publicados. Bolivia, Perú y Colombia son los mayores productores mundiales de la hoja de coca.