SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Casa Abierta, la primera organización dominicana de trabajo en la prevención del uso de drogas prohibidas, abogó por la despenalización del consumo de estas sustancias.


En un mensaje con motivo del 39 aniversario de Casa Abierta, su director ejecutivo Juan Radhamés de la Rosa, abogó por la legalización de las drogas, por considerar el sistema de persecución del uso de drogas “colapsó”.


Abogó por un cambio de visión, para que el consumo de drogas sea tratado como un problema de salud, y no como un delito a perseguir y reprimir.


Criticó que la denominada política anti drogas lo único que ha hecho es “criminalizar a los más pobres, arrojándolos a  cárceles inmundas de un sistema que ha colapsado”.


A su juicio, esta política gubernamental sobre las drogas “forma parte de un gran sistema corrupto que agrava los problemas de delincuencia, cuando su misión debe ser también la rehabilitación y reinserción social”.


Sostuvo que cada día es peor la situación de la venta y consumo de drogas en República Dominicana. Señaló que se ha ido generando una gran avidez, unas urgencias por el  consumo de drogas legales, “como si muchas personas necesitaran desesperadamente alienarse y encontraran las drogas como la solución al problema”.