Después que el condenado Luis Álvarez Renta se presentara en camillas a la sala de audiencias, el juez de la Octava Sala Penal del Distrito Nacional declinó el conocimiento del recurso para que fuera decidido por otro juez.


El empresario condenado a diez años de prisión por el desfalco al Banco Intercontinental (Baninter) llegó a la sala de audiencias en una camilla, supuestamente, desde la Clínica Abel González donde está interno por problemas de hipertensión arterial.


El juez Teófilo Andújar acogió la solicitud de incompetencia solicitada por el Ministerio Público y los abogados del Banco Central en virtud de lo establecen los artículos 442 y 443 del Código Procesal Penal.