ment


El secretario Regional de México, Centro América y el Caribe de la Asociación Latinoamericana de Psiquiatría, José Miguel Gómez, advirtió ayer sobre el aumento registrado en  los trastornos mentales en pacientes  jóvenes y lamentó que el Estado no invierta lo suficiente en programas tendentes a prevenir y curar ese tipo de patología.


Expresó que la salud mental en el país es costosa, por lo que llamó a las Aseguradoras de Riesgos de Salud a dar mayor cobertura, tanto en consultas como en medicamentos, para que miles de afectados no sigan excluidos.


Alertó que no existe internamiento para niños y adolescentes, que solo se tratan a nivel de consultas y los que ameritan internamiento por trastornos sicóticos, abuso y dependencia de drogas, intento de suicidio y trastorno de conducta grave son marginados de los servicios.


Aseguró que  los programas comunitarios y la atención primaria no tienen respuestas abarcadoras.