roedorCientíficos se mostraron optimistas sobre la posibilidad de que un roedor que al que nunca se le ha encontrado cáncer tenga la clave para prevenir o tratar tumores malignos en seres humanos.


Estudios de laboratorio indican que las células de la piel de la rata topo desnuda (Heterocephalus glaber) tienen un alto contenido de sustancia azucarada que detiene el desarrollo de los tumores.


El descubrimiento puede llevar a largo plazo a desarrollar un nuevo tipo de terapias para cáncer de humanos, según los investigadores del estudio publicado en la revista Nature.