Estaba todo listo para que un buque se hiciera a las aguas de los Grandes Lagos en Estados Unidos en un astillero de Marinette, Wisconsin, pero nada salió bien.


La nave había sido atada y estaban por introducirla al agua, cuando al parecer tiraron con mucha fuerza y el barco en lugar de deslizarse hacía la superficie navegable, simplemente se derrumbó destruyendo el muelle y lanzando peligrosos desechos al aire.


El hombre que subió el video, y quien se cree sobrevivió a la aparatosa caída del buque, es Jason Bundoff.