trib El Tribunal Superior Administrativo dejó sin efecto la descalificación de 24 ingenieros que participaron en un concurso para la construcción de 548 escuelas, y conminó al Ministerio de Educación a la entrega de las obras ganadas por los mismos.


La Primera Sala del órgano de jurisdicción nacional acogió un recurso de amparo elevado por los licitantes en contra de la cartera estatal. Los accionantes son Diego Rafael Jiménez Martínez, Freddy de Jesús Mejía Guerrero, Domingo Pérez Féliz, Ramón Hipólito Grullón, Marillis Altagracia Sosa Gonell, Josián Germán Ruiz Mejía, Duvergé Vargas Saint-Hilaire, Nolly Norberto Reyes García, Lucía Argentina Nina de la Rosa, Wilfredo Mena Estrella, Felipe Pichardo Castillo, Menuel Alfonso Isidor Medina, Marielys Rafelina Genao Pérez, Linnet Teresa Rojas Espaillat, Joaquín Antonio Cornielle Fortuna y Rafael Antonio Fleury Rodríguez.


Los jueces Judith Contreras Esmurdoc, presidenta de la Sala, Diómede Villalona y Patricia Padilla Rosario consideraron que en el caso de la especie se pudo advertir que hubo una discriminación sin fundamento, puesto que la razón que se tomó como base para la descalificación de los accionantes y quitarles la obra ganada con transparencia mediante sorteo, es que eran empleados de la entidad, “no teniendo razón, puesto que en la audiencia salió a relucir que en el último sorteo fueron obtenidas obras por empleados, tanto del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), como de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), manifestándose una desigualdad y discriminación”.


Plantean que se ha podido colegir una violación, al no llevar el debido proceso para descalificar a los accionantes, luego de que ganaran el sorteo de la obra de manera transparente. Además, que nunca se presentó al tribunal el acto de anulación del proceso de selección.