urbaLa construcción de la avenida Circunvalación Norte en esta provincia ha motivado a inversionistas inmobiliarios a desarrollar nuevas urbanizaciones cerca de la “falla Septentrional”, lo cual preocupa a los sismólogos, por el alto riesgo sísmico existente en la zona.


Con el paso de la Circunvalación por las proximidades de la falla, los inversionistas y constructores prevén un aumento en el precio de la tierra en la zona, por lo cual algunas inmobiliarias están comprando terreno allí a bajos precios para construir urbanizaciones o apartar solares, y luego vender esos proyectos más caro, obteniendo jugosas ganancias por la plusvalía.


El pasado año, científicos norteamericanos reunidos en un congreso en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, advirtieron sobre la peligrosidad que representa la falla, la cual, según esos expertos, es la más delicada, ya que tiene más tiempo acumulando energía. Los científicos de la Universidad de Texas determinaron que por la acumulación de energía se espera que el temblor que afecte al país sea de por lo menos 7.5 grados de magnitud en la escala de Richter.


La falla Septentrional pasa por Santiago, en Jacagua y Tamboril, por Salcedo, Montecristi, al pie de la cordillera Septentrional y sale por Samaná en un trayecto de 300 kilómetros. Según los expertos estadounidenses, los daños que se produzcan en el país dependerán de donde se ubique el epicentro, y advirtieron que si se produce en Santiago habrá mucha destrucción, porque sus terrenos no son rocosos.