Reverendo Alejandro FigueroaEl reverendo Alejandro Figueroa es un destacado y respetado ministro de la Iglesia Evangélica Dominicana y de quien nace la idea –por el año 1966- de fundar una organización que respondiera a las necesidades de la familia dominicana, creando así la Asociación Dominicana Pro Bienestar de la Familia.


Con ese antecedente nadie mejor que él para plantear la preocupación por la explosión demográfica en la década de 1960, de cómo el tema de la planificación familiar creó controversia en una sociedad que entendía que “había que tener los hijos que Dios quisiera”.


Figueroa ha formado parte de la evolución de Profamilia acompañando a la comunidad, “dando voces de alerta ante la necesidad de una familia educada e informada sobre los temas relacionados a la salud sexual y reproductiva”. ¿Qué relación tiene usted con la fundación de Profamilia? Yo soy el fundador de Profamilia. Soy pastor de la Iglesia Evangélica Dominicana y por ese tiempo era el presidente de la Junta de Acción Social de mi iglesia, estoy hablando de un tiempo en que se empezaba a preocupar el mundo por la explosión demográfica, por la segunda mitad de los años 60, y nadie se atrevía a hablar de planificación familiar.