Quieres confesar tus pecadosLa escasez de sacerdotes en Estados Unidos ha impulsado al padre Richard Heilman, del estado de Wisconsin, a desarrollar una aplicación que ayude a los ‘pecadores’ a programar su visita al confesionario.


My Confessor App, un programa informático para dispositivos móviles que estará disponible a finales de junio tanto para los sistemas operativos de Android como de iOS, permitirá a los usuarios saber con exactitud si el cura está disponible o no para escucharlos.


“A veces a los sacerdotes les cuesta encontrar tiempo para la confesión porque tienen otro trabajo [como bautizos, bodas o funerales]”, asegura Heilman. Los creyentes pueden acordar una cita, pero eso impide el anonimato. “No queremos que sea un proceso incómodo”, explica el reverendo.


El funcionamiento de la aplicación es sencillo. Un recuadro de color rojo significa que ‘el padre no está’, mientras que otro de color verde informa de que ‘el padre está disponible’, un sistema similar al de la página web de Heilman, que actualmente realiza estas funciones (puedes visitarla aquí).