xLa Procuraduría pidió ayer que se declare no conforme con la Constitución el contrato que establece la instalación de rayos X en los puertos del país. El procurador adjunto Ricardo José Tavera, representante del procurador ante el Tribunal Constitucional, depositó ante esa alta corte un escrito donde explica que el congreso creó un monopolio a través de ese contrato entre el Estado y la sociedad I.C.S.S.I y la resolución que lo ratifica.


Mediante el acuerdo se autoriza a la empresa a instalar y operar equipos de digitalización de imágenes por rayos X, en los puertos de la República, para la inspección de la carga arribada a los recintos portuarios del país, y a cobrar, como contraprestación, determinadas tarifas establecidas en el contrato.


Establece también que la inspección autorizada a la I.C.S.S.I será con carácter exclusivo durante la  vigencia de la pieza, y que no se realizará ningún tipo de contrato u otorgará autorización alguna a persona física o moral a los fines de proveer servicios de seguridad similares a los de I.C.S.S.I sin su previo consentimiento. La empresa  I.C.S.S.I es ahora propiedad del oftamólogo Salomón Melgen, primo de  Vinicio Castillo.