HospitalUn niño turkmeno de 2 años nacido con una patología severa en las piernas está aprendiendo a caminar gracias a una operación pionera realizada por cirujanos rusos en una clínica donde, según los padres, “se hacen maravillas”.


El niño, llamado Kerim, nació con graves defectos en las piernas, patología que amenazaba con obligar a amputar los miembros. Pero los médicos del centro de cirugía restauradora y ortopedia del conocido doctor ruso Gavriil Ilizárov, ubicada en la ciudad de Kurgán, en los Urales, lograron llevar a cabo una operación que hasta ahora no ha tenido análogos en la práctica rusa ni mundial.


“Llevamos a nuestro hijo a los mejores médicos y hospitales de Moscú y San Petersburgo, e incluso fuimos a Irán, pero siempre nos decían lo mismo: ‘Es necesario amputar las piernas’. Cuando me dijeron por primera vez que mi hijo tendría que llevar una prótesis, me sentí muy mal”, confiesa la madre de Kerim citada por el portal Life News.