Scarano fue contador en jefe del banco del Vaticano.Lo llamaban “Monseñor 500” -según el diario italiano La Repubblica- porque supuestamente poseía una enorme cantidad de billetes de 500 euros.


Y el prelado presuntamente les pedía a sus amigos empresarios que le cambiaran bloques de 10 y 20 billetes de 500 euros por cheques de 5.000 y 10.000 euros, y ellos se encargaban de circular el dinero. Pero este viernes el monseñor nuncio Scarano, que trabajaba como contador en el Vaticano, fue arrestado en Roma y acusado de lavado de dinero y malversación de fondos.


Junto con él fueron detenidos un agente del servicio secreto italiano y un corredor de bolsa, Giovanni Carenzio, en relación con el mismo caso.


Según La Repubblica el monseñor intentaba supuestamente introducir desde Suiza a Italia 20 millones de euros (más de US$26 millones) en efectivo en un avión privado.