mandelaLos sudafricanos esperaban con aprehensión la mañana del miércoles noticias de Nelson Mandela, quien seguía entre la vida y la muerte al día siguiente de una reunión de la familia del ex presidente, que rezó con el arzobispo anglicano de Ciudad del Cabo para que tenga un final de vida “perfecto” y apacible.


El miércoles, el diario popular Daily Sun tituló a toda página “La lucha final”. Lucha (struggle en inglés) era la palabra que designaba el combate contra el apartheid, el sistema de segregación contra el cual Mandela luchó toda su vida.


Delante la puerta del hospital Mediclinic Heart Hospital de Pretoria, donde Mandela se encuentra internado desde hace 18 días, centenas de periodistas asistían al desfile incesante de los sudafricanos que quieren rendir homenaje al símbolo de la lucha contra el apartheid.


“Es triste pero no se puede hacer nada salvo desearle que repose en paz”, dice Franz, un lloroso padre de familia que acudió con sus hijos.