74BF9EE0-A260-41D5-94A0-FF6035740B69.jpg__209__400__CROPz0x209y400PEDERNALES.- A pesar de la prohibición impuesta por el síndico de esta ciudad con el cierre del comercio de intercambio binacional, los haitianos se instalaron en el mercado público de aquí, desde donde realizaron venta de sus productos, ropas, electrodomésticos y otros.


De igual forma los comerciantes dominicanos participan en el proceso de intercambio en medio de demandas de la búsqueda de solución al conflicto que mantiene alejados a dominicanos y haitianos. Desde la puerta de acceso ubicada en su territorio los haitianos pidieron a Michelle Martelly y Danilo Medina sentarse para buscarle una salida a la veda, que lo único que ha hecho es que los haitianos que se quedaron del lado de Haití -sin poder llegar al mercado- sufran las consecuencias.


Por su lado, cientos de dominicanos consultados coincidieron en destacar la importancia del mercado binacional tras considerar que los dominicanos y los haitianos por esta frontera nunca han tenido problema de violencia. Algunos de los consultados demandaron de los presidentes de ambos países buscar una salida a la situación “y si no, que se queden ellos de su lado y nosotros de este y veremos cómo viviremos, porque a ellos no le conviene mantener esa actitud hostil” subrayó Nepomuceno Cuevas.


El mercado binacional se observa totalmente desierto, bajo la custodia policial y de miembros de la Seguridad Fronteriza Terrestre, Aduanas, Migración y otros organismos de seguridad del estado dominicano. En tanto que se pudo observar que los empleados del consulado no acudieron a sus labores del lado haitiano, mientras cientos de los vecinos de Anse-au-Pitre se mantenían en la puerta que dividen ambos territorios protestando por la disposición de la alcaldía de Pedernales.


Cientos de miles de pesos son las pérdidas por falta de salida de productos diversos, así como la inversión para el traslado de cientos de miles de cocos, habichuelas, plátanos, guineos y otros rubros que son transportados desde otros puntos.