naziLajos Laszlo Csatary, de 98 años, ayudó supuestamente en la deportación de 12.000 judios húngaros de un gueto en 1944, durante la Segunda Guerra Mundial. De eso, al menos, es de lo que ahora le acusa la Fiscalía de su país, Hungría. Su portavoz, Bettina Bagoly, ha asegurado que la Justicia tiene 90 días para comenzar el juicio.


Los fiscales aseguran que Csatary, que ha estado bajo arresto domiciliario durante un año, comandó, como jefe de la Policía Real Húngara, un campo de concentración en el gueto de Kassa, entonces ciudad húngara y que hoy, con el nombre de Kosice, pertenece a Eslovaquia.


La población judía de la ciudad fue apiñada en un gueto tras la invasión alemana, ocurrida después de que el gobernante fascista, el almirante Miklós Horthy, fuese depuesto por Hitler. Lucía Kollarova, portavoz de la Federación de Comunidades Judías del país asegura que la organización prefiere que el acusado sea extraditado a Eslovaquia.”No creemos que sea sentenciado debido a su edad”.