chileUn sobre amarillo le entregó ayer el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, al embajador de Chile en ese país, Felipe Bulnes, minutos antes de ingresar a una reunión con el Presidente Sebastián Piñera en la sede del Departamento de Estado, en Washington.


En su interior iba un documento con el que el gobierno de Barack Obama nomina oficialmente a Chile para ingresar al programa de exención de visas (Visa Waiver Program), que permite a los ciudadanos de los países miembros viajar a EE.UU. por hasta 90 días -en calidad de turista, pero con permiso para cierto tipo de negocios-, sin la exigencia previa de una visa. Son 37 los países que tienen este beneficio y Chile sería el único de la región.


La nominación -que responde a una postulación hecha por Chile y que no implica aún el ingreso formal al programa- fue valorada por el Mandatario y los ministros Alfredo Moreno (RR.EE.) y Rodrigo Hinzpeter (Defensa) -quienes acompañan a Piñera en su gira-, y fue interpretada como un gesto especial al país, principalmente por dos motivos.