Rosalía Sosa Pérez“Es una declaración de derrota del Ministerio Público, de la imposibilidad legal de no poder perseguir la corrupción y no solo en el caso de esa querella, la muestra es que nos vemos imposibilitados de obtener una acusación…y una sanción, contratos de la corrupción”, expresó Sosa Pérez.


Indicó que el Ministerio Público afirma que esas conductas que describe el querellante son admitidas por el querellado y que realmente se denomina en este país indelicadezas y que en otros países son sancionables, son punibles.


“Hablar de prevaricación…, hablar de sobornos; del artículos 146 de la Constitución, donde proscribe la corrupción, son normas que existen en la República Dominicana y lamentamos mucho que el Ministerio Público las valore como obsoletas, que no contamos con esas normas y que esa conductas que describe el querellante no son imputables”, expuso la ejecutiva.