Chico de la Gran DolinaEl estudio de la cara del llamado “Chico de la Gran Dolina”, un adolescente que vivió en la Sierra de Atapuerca, en el norte de España, hace casi un millón de años, confirma la hipótesis de que se trata de una nueva especie: el Homo Antecesor, del que sólo se han encontrado restos en esa zona.


El análisis, realizado por científicos del español CENIEH (Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana) y de la Universidad de Nueva York, concluye que la cara tiene rasgos modernos, ya que se aprecia una expansión craneal y dientes modernos aunque aún conviven con “rasgos primitivos”.


“Sin ninguna duda”, a juicio de Bermúdez de Castro, se trata de una especie distinta a todo lo encontrado hasta ahora. Este paleontólogo cree que el Homo Antecesor puede estar “muy próximo” al antepasado común entre el Homo Neandertal y el hombre moderno, “incluso podría ser ese ancestro”, aunque es algo que todavía tiene que debatir la comunidad científica.