Según estudio: la forma de la boca de una mujer habla de su vida sexualLeanne Rowe, una mujer australiana que hace ocho años sufrió un accidente de tránsito, comenzó a hablar inglés con un ligero acento francés después de recuperarse de las lesiones que sufrió en la espalda y la cabeza.


Según explicó el doctor Robert Newton, la mujer, nacida en la isla de Tasmania (sur de Australia), desarrolló lo que se conoce como ‘síndrome del acento extranjero’, el segundo caso conocido en el país y el número 62 en países de habla inglesa en los últimos 70 años.


“Rowe estudió francés en la escuela, pero nunca ha ido a Francia y no tiene amigos franceses”, explicó uno de los doctores que la conoce desde la infancia. “Tenía un acento australiano normal”, añadió. Su hija Kate, por su parte, asegura que ahora es ella la que habla en público por su madre.


Según los expertos, este síndrome, descrito por primera vez en 1907, aparece como un efecto secundario de una lesión cerebral que afecta a la parte que controla el lenguaje, y se manifiesta en una planificación distorsionada de la articulación y de los procesos de coordinación.