card La Iglesia Católica calificó ayer de “vergonzosa, penosa, lamentable y condenable” la violación de 14 niños por parte de un sacerdote polaco, al que solicitó que venga de su país a enfrentar las acusaciones.


Una consulta con algunos sacerdotes sobre el escándalo generado por la supuesta violación de al menos 14 niños de la comunidad Juncalito de Santiago por parte del sacerdote de origen polaco Wojciech Gil conocido como Alberto. La mayoría de los religiosos consultados rechazó hablar del tema alegando falta de conocimiento del mismo.


El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano, que agrupa a todos los obispos del país, dijo que en ese tipo de casos no tiene ningún tipo de paliativo.