gatoEl candidato gato -el “candigato”- es una invención de unos electores “cansados de la política tradicional” y tiene más seguidores en redes sociales que algunos de sus rivales humanos. Y en ello, ha logrado un hito envidiable para cualquier político de México: tener a todos hablando de él.


Casi desde su primer “miau” político, el candidato gato -el “candigato”, en corto- Morris se convirtió en un fenómeno electoral. El próximo 7 de julio hay elecciones en el estado de Veracruz y otras 13 entidades regionales. En la localidad de Xalapa, dos jóvenes -que hasta ahora la prensa local ha identificado por sus nombres de pila, Sergio y Daniel- propusieron postular a su gato como candidato a la alcaldía, publica BBC Mundo.


“Ante la cantidad de ratas que acechan esos puestos sólo un gato podrá poner orden. El candigato no promete nada más que los demás candidatos: Descansar y retozar”, dice el eslogan de campaña, para una postulación virtual. Lo que proponen sus promotores es que los votantes escriban su nombre en la papeleta de votación, en vez de marcar una de las opciones.