asteroide_tierra-webLa onda expansiva generada el pasado 15 de febrero por la desintegración de un asteroide sobre Rusia fue tan fuerte que le dió dos vueltas a la Tierra, según un estudio científico.


Para medir esa fuerza el equipo investigador usó los registros de un sistema de sensores que había sido puesto en marcha para detectar pruebas nucleares, indica Simon Redfern de la BBC. Los científicos dicen que la onda expansiva del impacto del asteroide fue el evento de mayor potencia registrado hasta ahora por esta red de sensores.


La desintegración del asteroide en febrero pasado sobre la cordillera de los Urales causó una lluvia de meteoritos que dejó más de 1.000 heridos y una estela de destrucción en un radio de varios cientos de kilómetros.