Un arma de jugueteUn niño estadounidense de cinco años fue interrogado durante más de dos horas y expulsado por 10 días de su escuela primaria por mostrar a un amigo una pistola de juguete en el autobús escolar, informa el diario ‘The Washington Post’.


El interrogatorio había durado más de dos horas antes de que la madre del chico fuera llamada a la escuela primaria Dowell en Lusby, Maryland. Según contó la mujer, el niño mojó los pantalones durante el episodio.


De acuerdo con la familia, el amigo del chico había traído una pistola de agua al autobús un día antes. Entonces, el pequeño, sin que lo supieran sus padres, guardó su pistola de juguete dentro de su mochila cuando salía a la escuela. Después del incidente contó a su madre que tenía muchas ganas de mostrarle el juguete a su amigo.


Representantes de la escuela comunicaron a la madre del niño que tenía una pistola de juguete y simuló dispararle a alguien en el autobús. Además, el director le avisó de que si la pistola hubiera estado ‘cargada’, se habría considerado como un explosivo, y la Policía habría sido llamada a la escena.