VILLA ALTAGRACIALa junta de vecinos y otras organizaciones de Los Mogotes, de Villa Altagracia, denunciaron que un pastor evangélico pretende apoderarse de una casa campestre que le fue prestada en la comunidad y está trastornando el libre tránsito de los residentes del lugar.


Las presidentas de la junta de vecinos, María de Jesús Sosa, y de la Asociación de Padres y Amigos de la Escuela, Josefina Guzmán, y el alcalde de Los Mogotes, Apolinar Corporán, pidieron al pastor Miguel Augusto Bogaert Portela devolver una vivienda campestre que le fue prestada en 2010 para celebrar actividades religiosas por el empresario hotelero Gabriel Acosta Martínez.


Dijeron que son testigos de que en el año 2010 Acosta Martínez le prestó la vivienda de 13,748 metros al pastor de la iglesia Monte de Dios para que le diera mantenimiento y la utilizara en actividades de retiros.


Sin embargo, el pastor se niega a devolver la casa y ha llegado al extremo de presentar dos querellas en dotaciones policiales de Villa Altagracia y Santo Domingo contra Acosta Martínez, inclusive han cerrado caminos vecinales próximos a la casa impidiendo la libre circulación de los residentes del lugar.