Tres se envenenan al consumir sopaEl escritor Andrés L. Mateo, en su columna Del Tiempo Presente, que publica en el diario Hoy y en Acento.com.do, expresó indignación por la estafa que constituyó para el pueblo dominicano el contrato suscrito por el Estado con la empresa denominada Dovicon.


“Las cosas que ocurren entre nosotros deberían provocar una carcajada universal, sino fuera porque el pueblo apestado ha cedido por resignación todos sus principios. Un (ex)Ministro de Obras públicas firma una concesión de arrendamiento de los peajes de la autopista Duarte y Seis de noviembre, y le otorga 70 millones de dólares para la inversión inicial a una compañía llamada Dovicon”, expresa.


“Además, rubrica la responsabilidad del Estado de asumir los déficits estimados en la carretera de Samaná, si no pasan la cantidad de carros estipulados en el contrato, a través de un “peaje sombra” que es una verdadera estafa. 2,100 millones de pesos tuvimos que entregarle a esos jorocones de Dovicon, y como somos tan pobres ese hecho vergonzoso equivale a tomarle la sopa a un tuberculoso”, subraya. “El (ex) Ministro de Obras pública que firmó la concesión tiene aviones y Yates. Es un tipo verdaderamente rico y afortunado, anegado en las cosas”, agrega.