suecAlgunos conductores de trenes en Estocolmo, Suecia, comenzaron a usar faldas debido a una ola de calor. La compañía que los emplea les prohíbe usar shorts durante el verano.


Los trabajadores aseguran que no tienen otra opción que recurrir al uso de faldas, que describen como “mucho más cómodas que los pantalones”. Al menos doce conductores de trenes han decidido cambiar sus atuendos. Se trata de trabajadores de la línea Roslagsbanan, que circula en el norte de la capital sueca, y llevan vistiendo las faldas desde hace dos semanas.


La empresa no puede negarles el uso de faldas, porque prohibirles un atuendo permitido para las mujeres sería visto como un caso de discriminación. Luz verde para la falda.