yaLos representantes de 20 organizaciones comunitarias de la zona sur de Santiago demandaron este miércoles ante funcionarios del Gobierno desalojar a cientos de familias de ascendencia haitianas que levantaron sus casuchas en las riberas de ríos y cañadas.


Durante un encuentro en el que participaron funcionarios de la Dirección de Migración, Medio Ambiente, Salud Pública, el Ejército Nacional, la Alcaldía y la Gobernación, dijeron que los principales afluentes son contaminados con los desperdicios que lanzan los extranjeros.


Pedro Paulino, vocero de las juntas de vecinos, dijo que recientemente sacaron a 80 familias que tenían ocupada una franja del río Yaque del Norte, pero que a los pocos días retornaron. “En Hato Mayor, un dominicano construyó 14 casuchas a orilla de la cañada y las alquiló a  los haitianos a un precio de mil 500 pesos, y hasta ahora ninguna autoridad ha hecho nada”, expresó Paulino.


El director regional de Migración, Caonabo Delgadillo, dijo a elCaribe que en los operativos semanales que hacen en las cañadas por petición de las juntas de vecinos desalojan entre 200 y 220 indocumentados. En el pliego de demanda de once puntos también llaman a poner un alto, a la cantidad de parturientas que entran en condición de ilegales desde la frontera y que alumbran en los hospitales de Santiago y luego permanecen en territorio dominicano.