corEl encuentro habría sido el primero de alto nivel en seis años entre ambos países. Entre los temas más urgentes a ser tratados estaba la reanudación de la cooperación en el complejo industrial de Kaesong, un proyecto económico conjunto que se encuentra cerrado desde que el régimen de Kim Jong-un retirara a sus 54.000 trabajadores en abril.


También estaba en la agenda el reinicio de los viajes de surcoreanos al recinto turístico norteño de Kumgang, suspendidos en 2008 después de que una turista fuera asesinada a tiros por un soldado de Pyongyang, así como los encuentros de familias separadas por la guerra, que no se celebran desde 2010. No estaba claro si se abordaría el tema de la desnuclearización de Corea del Norte.