julian-assangeEl fundador del portal WikiLeaks, Julian Assange, famoso por denunciar los excesos y abusos del poder, cumple mañana un año refugiado en la embajada de Ecuador en Londres, sin visos de que su caso tenga una solución a corto plazo.


El 19 de junio de 2012, el informático australiano, de 41 años, entraba en la legación diplomática ecuatoriana como refugiado para impedir que las autoridades británicas le deportaran a Suecia, donde es requerido por supuestos delitos de agresión sexual.


Assange, detenido en Londres en 2010, buscó refugio tras agotar todos los recursos judiciales para impedir su entrega a Suecia pues considera que es víctima de una persecución política y que detrás de las denuncias se esconde una trama para ser entregado a EE.UU.


Su arresto vino precedido de las revelaciones de WikiLeaks sobre actividades bochornosas de EE.UU. y otros países, lo que le convirtió en símbolo de la defensa de las libertades civiles, algo que ahora comparte con el exempleado de la CIA Edward Snowden, que ha denunciado un ciberespionaje que afecta a millones de personas.


Sin poder salir de la embajada porque sería inmediatamente detenido, Assange quiere que el Gobierno del Reino Unido le conceda un salvoconducto que le permita abandonar el país rumbo a Ecuador.


Un año después de refugiarse en la embajada y diez meses desde que el Gobierno ecuatoriano de Rafael Correa le concediera oficialmente el asilo, su caso sigue sin resolverse.