Maltrato a camarografoAmnistía Internacional solicitó al ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul, que ordene una investigación independiente en torno a la agresión policial que sufrió el reportero Marcelo Contreras cuando filmaba un desalojo en la comunidad Los Limones, de la provincia María Trinidad Sánchez, el pasado 11 de abril.


En carta enviada a Fadul, el organismo relata como un agente policial, a punta de pistola, amenazó de muerte al comunicar social, le arrebató la cámara, lo esposó, lo obligó a acostarse cruzado en una motocicleta, recorrió decenas de kilómetros y lo exhibió en las calles, frente a la sede del Centro Universitario Regional de Nagua (Curna), de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, y lo encerró, primero en una celda del cuartel policial del municipio de El Factor, y después en otra en el municipio de Nagua.


Amnistía pide que sea suspendido el agente responsable de la acción contra el reportero hasta tanto concluya la investigación de manera satisfactoria y que luego sea sometido a la justicia. De acuerdo con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), el agente que agredió a Contreras es un coronel de apellido Magallanes, junto a otro agente de menor rango. El gremio se ha quejado de la indiferencia de la jefatura policial y la Procuraduría para que este caso no quede impune.