palaDesde que la alcaldía de Santiago comenzó a dragar parte del río Yaque del Norte, ha extraído 72 mil metros cúbicos de materiales, ignorando las prohibiciones del Ministerio de Medio Ambiente. El director provincial de Medio Ambiente, Mario Tejada, dijo a elCaribe que los materiales serían utilizados para construir obras de infraestructura en distintas comunidades, solicitadas a través de juntas de vecinos, así como por otras alcaldías de los municipios de la provincia.


Sin embargo, solo el cabildo de Santiago cuenta con sus equipos y desde hace días camiones y máquinas retroexcavadoras trabajan en la extracción de los agregados. La excusa es que dichos materiales se utilizan para el relleno del Hoyo de Julia, lugar donde, por espacio de 40 años, 90 familias habitaron debajo de un puente.


El funcionario recordó que solo autorizaron al ayuntamiento intervenir en 200 metros del Yaque del Norte, pero se extendieron en más de 500, violentando el permiso del Ministerio. “El impacto ambiental que se estaba generando es grave y es por eso que decidimos autorizar el retiro del material”, indicó Tejada. En el área afectada, la alcaldía contempla construir el proyecto Paseo Río Yaque, que es una especie de marina o parque acuático. Hace dos semanas el ministro de Medio Ambiente, Bautista Rojas Gómez, ordenó paralizar la extracción.