avionesEn su empeño por liderar una futura industria de aviones no pilotados de uso civil, Reino Unido realizó unas pruebas pioneras que marcan un hito en la historia de la aviación.


Esta semana, se anunció el aterrizaje con éxito del que puede considerarse uno de los primeros vuelos comerciales no tripulados en espacio aéreo compartido, tras recorrer 800 kilómetros desde la localidad de Warton en Lancashire hasta Inverness.


Durante este trayecto, la nave fue controlada por un piloto en tierra, aunque dos pilotos viajaron a bordo sin hacer nada como medida de precaución.