suicidaUn suicida en un coche atacó un convoy de tropas extranjeras en Kabul el jueves, matando al menos a 15 personas, de los cuales seis eran estadounidenses, dijeron las autoridades afganas y extranjeras, en uno de los peores ataques en la capital afgana desde hace meses.


Cuarenta personas resultaron heridas en la explosión, producida alrededor de las 8 de la mañana (03:30 GMT) durante la hora punta de la mañana. El grupo insurgente Hezb-e-Islami, que es aliado de los talibanes, reivindicó la responsabilidad del ataque contra el convoy de dos vehículos.


La Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad de la OTAN (ISAF por sus siglas en inglés) dijo que el suicida mató a dos de sus miembros y cuatro contratistas civiles. Declinó facilitar sus nacionalidades.