asteUn asteroide gigantesco, nueve veces más grande que un transatlántico del tamaño del famoso «Queen Elizabeth 2» realizará su máxima aproximación a la Tierra este viernes 31 de mayo (a las 22.59 hora peninsular española).


La roca, calificada como 1998 QE2 por la inevitable comparación con el buque y que los científicos llaman «masiva» y «oscura», pasará a 6,3 millones de kilómetros de la Tierra, quince veces la distancia que nos separa de la Luna, por lo que no supone ningún peligro. Afortunadamente, porque recuerda mucho a la que hizo desaparecer a los dinosaurios y si impactara contra nuestro planeta probablemente provocaría una extinción global.


Muy al contrario, su visita es muy bien recibida por los astrónomos, que ven una oportunidad única de obtener imágenes de alta resolución, conocer mejor sus características y hacer predicciones de cómo se moverá en el futuro.