oklEl presidente estadounidense Barack Obama declaró el estado de desastre en el área, lo que abre la vía a ayudas federales para las zonas devastadas en los condados de Cleveland, Lincoln, McClain, Oklahoma y Pottawatomie, indicó la Casa Blanca en un comunicado.


El pasaje del tornado que asoló a Moore, una ciudad de 55.000 habitantes en las afueras de Oklahoma City, dejó probablemente 91 muertos, dijo Amy Elliott, funcionaria de la oficina forense estatal, citada por CNN. Elliott dijo a la AFP que la mayoría de los niños fallecidos tenía menos de 12 años.


El servicio meteorológico nacional calificó la fuerza del tornado como EF-4 en la escala de magnitud de estos fenómenos, lo que supone vientos que van desde los 260 hasta los 320 km/h. “Sabemos que hay un gran número de heridos. Sabemos que hemos perdido muchísimas infraestructuras en esta comunidad y en todo el estado”, dijo a la prensa la gobernadora de Oklahoma, Mary Fallin.