sonambuloEs una patología que forma parte de un trastorno más amplio, conocido como parasomnia. Sonambulismo, terror, bruxismo y enuresis nocturnos también pertenecen a esta enfermedad.


Quien padece de sexomnia realiza actos sexuales con otra persona durante un estado de sonambulismo. Su opuesto sería la somnofilia, la interacción sexual con alguien que duerme. Estos dos trastornos tienen implicaciones legales, por lo que Walker advierte que hay que ser muy cauteloso a la hora de diagnosticarlo.


“El peligro de la sexomnia es que puede usarse como una excusa para una violación. Pero existen casos de personas que efectivamente tienen este trastorno”.