villa“No sé si tenga valor para ver a mi hija muerta”. Esta era la preocupación del padre de una niña ultimada de un disparo en el corazón, en La Zurza, mientras esperaba su cadáver en Patología Forense. Nairobi Michel era la más pequeña de los cuatro hijos de José Antonio García.


La noche del pasado domingo, mientras regresaba a su casa desde una iglesia cristiana, la chica se vio en medio de un tiroteo que se produjo enfrente de un negocio de bebidas, ubicado en la avenida Los Mártires de Villas Agrícolas. La niña se vio acorralada. No supo cómo escapar de aquel campo de fuego formado a pocos minutos de dos cuarteles policiales.


Testigos cuentan que Nairobi fue abrazada por un hombre que acudió a salvarla, pero igual fue acribillado por unos pistoleros que disparaban como locos a la muchedumbre que copaba esta calle céntrica de Villas Agrícolas. Cuando mataron al hombre que arriesgó su vida para proteger a la menor, los desalmados siguieron disparando, hasta que una bala atravesó el corazón de Nairobi. La llevaron al hospital Moscoso Puello. Era tarde, falleció en el camino. Nairobi cursaba el sexto curso de primaria.