casaLa desesperación y el desconsuelo se apodera de estas personas ante esta difícil situación, que llevó a Bianca Novas a crucificarse tras ver que su vivienda y sus sueños derrumbados. La joven madre de tres niños asegura que está dispuesta a morir en la cruz si continúan los abusos en la zona.


Otros refieren que fueron víctimas de violencia en el momento del desalojo, el cual se llevó a cabo sin ninguna notificación. Tal es el caso Félix Valoy Morillo, padre de dos niños, quien aseguró que fue golpeado por agentes policiales.


Los desplazados acusan a un hombre identificado como Víctor Hugo y a un general de la Policía, conocido como Sualdí, de llevar a cabo el desalojo porque quieren apropiarse de los terrenos.