Dra. Amalfis NúñezAsumir la sexualidad en todas las etapas de la vida, resuelve muchos de los inconvenientes a los padres cuando se encuentran en situaciones que les sorprenden en sus bebés o cuando informan a los hijos más creciditos sobre todo lo que despierta su curiosidad en torno a la sexualidad.


A muchos padres les preocupa cuando sus hijos de meses tienen una erección al bañarlos y tocarles el pene o cuando los encuentran frotándose los genitales con sus propias manos o con las sábanas. Esto causa mucha angustia a los padres, preguntándose si es normal o su hijo tiene algún trastorno. Es absolutamente normal, solo está respondiendo a los estímulos que reciben.


Esta reporta que están desarrollando una sexualidad sana y adecuada. Si hace a los padres sentirse más cómodos, al presentarse las situaciones mencionadas, solo desviar la atención del niño, jamás debe retirarle la mano o tratarlo bruscamente, pues esto envía un mensaje confuso que él no entiende por qué se le priva de lo que lo está gratificando.