omsLa Asamblea Mundial de la Salud aprobó hoy un Plan para la Prevención y Control de las Enfermedades No Transmisibles, como las dolencias derivadas del consumo de tabaco y de alcohol, o la obesidad, responsables del 60 por ciento de las muertes en el mundo, el 69 % en Latinoamérica.


El Plan establece nueve metas mundiales de aplicación “voluntaria” para prevenir y controlar estas enfermedades, aunque insta a los países a establecer programas nacionales para prevenir, controlar y reducir los factores de riesgos, muchos de ellos derivados de malos hábitos alimenticios y de falta de ejercicio.


Comportamientos no sanos que derivan en males cardiovasculares y pulmonares, o en enfermedades como la hipertensión, la diabetes y el cáncer, responsables de 36 millones de muertes al año, una cifra que podría alcanzar hasta los 55 millones en 2030, si no se frena su expansión, según la OMS.