jceLa Junta Central Electoral (JCE) ya no podrá entregar los datos de identidad personal a las instituciones que así lo requieran, luego de una sentencia emitida por el Tribunal Constitucional. El anuncio lo hizo ayer el presidente de la JCE, Roberto Rosario, al encabezar el registro de asistencia de las empresas participantes en la licitación pública para la impresión de la nueva cédula de identidad y electoral.


Dijo que en lo adelante, según lo establece la sentencia 0062 del Tribunal Constitucional, si una entidad bancaria, por ejemplo, quiere tener los datos de una persona que figure en el padrón electoral solo podrá obtenerlo con la autorización del ciudadano de quien se requieran las informaciones.


Las instituciones que soliciten informaciones de las personas que conformen el padrón electoral podrán hacerlo a través del sistema electrónico interconectado que tiene la JCE con las instituciones, públicas, privadas y bancarias, para que sea entonces el ciudadano requerido quien finalmente decida si acepta ofrecer los datos contenidos en su cédula de identidad y electoral.


Rosario indicó que la JCE tiene en su portal datos de la nómina, cargo y salario. Sin embargo, el Tribunal Constitucional dispuso que además de estos datos la JCE tenga que poner también el nombre de las personas, pero esa alta corte le precisó en ese mismo mandato que no podrá entregar la cédula de identidad y electoral de los inscritos.


Cedulación


En la mañana de ayer, la JCE inició la recepción de las propuestas de las empresas que participan en el concurso público para suplir los equipos, materiales y servicios para la impresión de la nueva cédula de identidad. De 47 compañías que se inscribieron solo 18 acudieron al llamado y son las que finalmente participarán en la licitación.


Hay cinco millones de cédula vencidas


En la actualidad hay cinco millones de personas con sus cédulas vencidas, un número que podría aumentar a seis millones el próximo año. La JCE está en condiciones de habilitar 300 puntos de  cedulación, si fuera necesario, “para que en un tiempo corto toda la ciudadanía pueda tener sus documentos” y no será necesario entrenar un personal para la jornada de cedulación.