condenaLa jueza de Atención Permanente del Distrito Nacional impuso ayer medida de coerción a una mujer acusada de agredir físicamente y verbalmente a su envejeciente madre. La magistrada, Arlin Ventura Jiménez, impuso a Gisela Peralta de Barías, de 65 años de edad, la obligación de someterse a vigilancia y cuidado del Centro Conductual para Hombres, y asistir a charlas que imparte esa institución.


El tribunal impuso también a la imputada presentarse los días 10 de cada mes por ante el fiscal investigador, una medida que tiene duración de seis meses, que es el plazo para la investigación. Peralta de Barías está acusada de agredir físicamente a su madre, Maria Erminia Sime Martínez. Anteriormente, la imputada había sido denunciada por moradores del sector donde reside ante los constantes maltratos que aplicaba a su anciana madre.


La fiscal adjunta, Wendy Medina Pujols, del Departamento de Niñez, Adolescencia y Familia, había pedido al tribunal que le impusiera, además de vigilancia y presentación periódica, el pago de una garantía económica de 300 mil pesos. La imputada declaró que a una vecina suya le interesa el callejón su casa. “Ella siempre tiene un chisme, olvidando que le cuidé a su mamá: lo hace para que yo le entregue parte de mi casa”.