abel rojasEl director del Cibao Central de la Policía, general Neivi Pérez Sánchez, dijo ayer que la casa del vocero de la DNCD en Santiago, Abel Rojas, no fue violentada y están todas sus pertenencias, incluyendo el arma de reglamento. Pérez Sánchez indicó que están a la espera de que se recupere Rojas, quien está en un coma inducido, por complicaciones de hipertensión y diabetes.


Asimismo, aclaró que Rojas no sufrió un infarto y que el golpe que presenta se debe a que cuando fue trasladado al centro médico se cayó de la camilla. Señaló que los investigadores continúan con la pesquisa para determinar las circunstancias del hecho y que hasta el momento las requisas que se han realizado no arrojan  que se tratara de un atraco, aunque no lo descarta.