bostezoLos efectos secundarios de los medicamentos suelen ser un tema complicado, sobre todo en aquellos pacientes que se ven obligados, por problemas de salud, a consumirlos. Sea como sea, este no era más que placentero ya que generaba orgasmos al bostezar, al menos al 5% de sus consumidores.


Se trata de un medicamento, llamado clomipaprina según explican en el blog Xataka Ciencia, que se comercializaba en los años 80 y que les generaba este extraño inconveniente al bostezar.


Según se informa en el libro “Historia de la ciencia sin los trozos aburridos”, muchos pacientes le pedían a sus doctores que les extendieran el tratamiento. Sea como sea, no era todo color de rosas, ya que los hombres aseguraban que tenían que llevar un preservativo todo el tiempo y una mujer pidió que le quitaran la droga porque no podía soportar las “ansias sexuales irresistibles” en el trabajo.


Debido a la gran curiosidad que generó este efecto secundario muchos expertos decidieron estudiarla y, según publicaron en el Canadian Journal of Psychiatry, se debía a que el efecto de la clomipramina sobre la reabsorción de serotonina provocaba un aumento en los niveles del neurotransmisor en el cerebro. El exceso del mismo era el responsable de algunos patrones del cuerpo como los bostezos o la respuesta sexual espontánea.