indrhiEsa pérdida de agua se debe a que el país no cuenta con la cantidad de embalses que necesita para poder represarlas y para poder posteriormente contar con ellas y trasladarlas a las zonas urbanas.


Cuando el agua se represa puede usarse como potable por las comunidades, así como para sistemas de riego en las áreas de cultivos agrícolas y para generar energía, donde haya la posibilidad de construir hidroeléctricas.


El director ejecutivo del Indrhi, Olgo Fernández, delineó un conjunto de acciones impulsadas por esa institución para revertir la situación, que incluye la rehabilitación de puntos clave en toda la geografía nacional y la construcción de embalses. Fernández citó esos ejes cuando fue entrevistado en el Desayuno Económico de elCaribe.