perroLa sociedad protectora de animales y la fiscalía de Teruel, España, interpusieron una singular denuncia de mal trato contra un sujeto que mantenía en su poder a un perro en deplorables condiciones. Los defensores exigen que la justicia le otorgue una pensión vitalicia al animal como medida de recompensa por todo lo sufrido.


El caso salió a la luz luego que, miembros de la protectora rescataran al can desde el departamento de su dueño. Los primeros antecedentes indican que “Álex”, nombre con el que fue bautizado el perro, presentaba serias heridas en sus patas, desnutrición, enfermedades asociadas de su pelaje, y serios signos de maltrato. Por lo anterior, la organización interpuso una querella en contra de dueño de Álex, cuya identidad se mantiene en reserva, con la intención de que el animal tenga asegurado su futuro.


Según cita el portal de noticias ABC.es, el fiscal pide que se le imponga el pago de 15.000 euros a la protectora de animales por los gastos que tuvo que dedicar a recuperar al animal. Pero esta asociación eleva la indemnización solicitada ante el juzgado: 1.466 euros por la atención veterinaria que debió recibir el perro, y otros 21.600 euros para que, a modo de pensión vitalicia, el pequeño can tenga garantizado su cuidado y la comida para el resto de su vida.


Mientras que, el dueño del perro niega los hechos durante el juicio, argumentando que lo acogió en su casa para cuidarlo, porque estaba herido. Sin embargo, varios testimonios le incriminan. Entre ellos, el de una vecina que confirmó haber visto cómo golpeaba al perro, y el de los policías que acudieron a rescatar al animal tras denunciarse el caso.