francesCrisis en Europa. Mientras la mayoría de los gobiernos municipales buscan fórmulas para reducir sus gastos, un pueblo francés no sabe cómo gastar su millonario presupuesto, el cual se quintuplicó en sólo tres años, gracias a un parque eólico instalado en su área.


El presupuesto anual de Arfons -pequeño pueblo con sólo 182 habitantes, situada en el suroeste de Francia y distante a 60 km de Toulouse- pasó de 400.000 euros (alrededor deUS$1,04 millones) en 2009 a 2,3 millones de euros (aproximadamente US$ 6,02 millones) hoy, según le dijo a la BBC el alcalde de la ciudad, Alain Couzinié.
La instalación del parque eólico quintuplicó los ingresos municipales de Arfons.


“Al principio me decepcionó. Pero entonces vi que todas esas pequeñas cosas son las que mejoran la calidad de vida de los residentes y son importantes para ellos”, aseguró el alcalde. Una de las principales demandas de los habitantes de Arfons fue la reapertura de la única cafetería en el pueblo.