Buque de guerra ruso zarpa rumbo a Siria para recoger datos del conflictoLos pozos petroleros sirios, controlados en parte por los jefes de los grupos rebeldes, son una fuente de ingresos tanto para ellos, como para algunos empresarios en Turquía. El crudo es trasladado a ese país por precios de 13 a 50 dólares el barril.


Los pobladores de las zonas incomunicadas del resto del país y los propios militantes recogen el petróleo con baldes y lo depositan en unas cisternas, que posteriormente atraviesan la frontera y se venden en territorio turco. El precio de venta está muy por debajo de los precios del mercado, que supera actualmente los 100 dólares por barril.