La NasaEl explorador de la NASA Curiosity confirmó lo que durante mucho tiempo expertos venían sospechando: los astronautas de una misión al país rojo tendrán un gran dosis de radiación dañina. El robot contó el número de las partículas espaciales de alta energía que chocaron contra la cápsula durante los ocho meses de viaje.


Basándose en estos datos, los científicos determinaron que el viaje de ida y vuelta de un ser humano a Marte podría exponerlo a una dosis que alcanza los límites actuales de seguridad. Y este cálculo no cuenta el tiempo que tardarían en la superficie del planeta rojo.